Lenguas extintas


Como una especie de anfibio, mariposa u orquídea algunas lenguas pueden estar en peligro de extinción. Las lenguas son hechos naturales, una herramienta que las comunidades humanas crean para poder convivir y que comportan una interpretación del mundo. En 1898 murió el último hablante de la lengua dálmata, Antonio Udina. En 1992 murió el último hablante del ubijé, una lengua que se hablaba en el Caúcaso. El lingüista Georges Dumézil trabajó con este campesino de nacionalidad turca en un desesperado intento de conservar un legado precioso que era tan frágil como la vida de Tevfik Esenç. Así sonaba esta lengua que sólo tenía dos vocales y nada menos que 83 consonantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario